Lo que no recordamos del 11 de septiembre

Han pasado ya  15 años desde aquella mañana de 2001 en que el mundo fue sacudido por la noticia del ataque a las torres gemelas en Nueva York.  Un hecho que ha marcado un antes y un después en la historia de Estados Unidos y el mundo entero.

Estamos familiarizados con las historias de terror y muerte que nos han contado a lo largo de estos años.  Sin embargo, es poco frecuente que nos detengamos para ver que fue un momento que unió al mundo en un mismo sentir y mostró muchos de los rasgos humanos que quedan ocultos con la rutina del día a día.

Es por ello que quisimos hacer un alto para reflexionar y resaltar algunas de las situaciones que se vivieron hace quince años.

El 11 de septiembre de 2001, a las 8:45 de la mañana, se encontraban alrededor de 17.000 personas cerca del World Trade Center de Manhattan, Nueva York. Muchas de éstas se encontraban trabajando o iban de camino al mismo.  Sin previo aviso, un avión comercial se estrella contra una de las torres gemelas y se desata el caos en una de las ciudades más pobladas del mundo.  Un hecho para el que nadie estaba preparado.

Tras este primer impacto se activaron las alarmas y surgieron héroes anónimos que ayudaron a evacuar a gran parte de las personas que se encontraban en el World Trade Center.  Aunque, nadie calculó que un segundo avión se estrellara contra la otra torre provocando que muchas de las personas que estaban ayudando perecieran en la Zona Cero.

Bomberos y policías se ganaron la admiración y el afecto de la ciudadanía, tras pagar un alto precio en vidas: 343 bomberos, 37 agentes del servicio portuario, 8 técnicos de emergencias y 23 policías.

Esto sacó el héroe que todos llevamos dentro.  Cientos de civiles se organizaron para poder ayudar a las personas heridas y atrapadas.  Evitándose un mayor número de pérdidas humanas.

The man in the red bandana

Uno de los muchos ejemplos que podemos nombrar es el de Welles Crowther, un vendedor de valores de 24 años, que se conociera posteriormente “el hombre del pañuelo rojo”, por el paño que usó para protegerse del polvo. Crowther se hizo cargo de la situación en el piso 78, a pesar de ser sólo un civil sin experiencia, y coordinó los esfuerzos para que las personas en mejor estado se hiciesen cargo de los heridos, y los guió a todos hasta el exterior. Recordándonos que sin importar tu edad u ocupación, siempre puedes ayudar a los demás[i].

welles-crowhter

Foto Crowhter Trust Foundation

Rafael Hernández

Era bombero y era mexicano.  Se encontraba cerca del World Trade Center e inicialmente creyó que se trataba de la grabación de una película.  Pero al ver que se trataba de un hecho real corrió en dirección del lugar de los hechos y aproximándose al hombre que repartía órdenes a gritos le mostró su placa del Heroico Cuerpo de Bomberos de México y le dijo: “Vengo a ayudar. Soy bombero, soy mexicano”.

Fue una de las muchas personas que se lanzaron a ayudar a las personas atrapadas hasta donde pudo hacerlo.  Sin importar que su nacionalidad fuera otra, estuvo presente mostrando solidaridad con los afectados.  Desafortunadamente, falleció por efectos del humo y el polvo que aspiró en esa ocasión[ii].

Rafael-Hernandez

Foto: El Universal

 

La gente de Gander en Canadá[iii]

Debido a que los ataques del 11 de septiembre fueron perpetrados con aviones comerciales, se dio la orden de que todos los aviones aterrizaran en el aeropuerto más cercano.  Al menos 10,500 pasajeros tuvieron que aterrizar en Gander Canadá.  Por lo que todas las comunidades de los alrededores cerraron las escuelas secundarias, salones, casas de campo, y cualquier otro lugar grande de reunión. Y convirtieron todas esas instalaciones en zonas de alojamiento para todos los viajeros varados. Además todos los estudiantes de las  preparatorias cuidaron de forma voluntaria a los “invitados”.  Todos fueron tratados de la mejor forma y fueron provistos incluso con tours para conocer la región.  Se cuidó de todas sus necesidades.

En respuesta, los pasajeros ayudaron a establecer un fondo fiduciario bajo el nombre de DELTA 15 con el propósito de proporcionar becas universitarias para los estudiantes de secundaria de Lewisporte.

Gander Canadá

Foto: CTV News

La razón por la que les compartimos estas historias es porque creemos que es importante recordar que hay muchas cosas buenas en el mundo y deben ser fomentadas.

En Fidex estamos convencidos que la fortaleza de una sociedad se centra en los lazos que se generan entre las personas que la conforman, estamos comprometidos con la responsabilidad social.

 

[i] http://www.crowthertrust.org/welles-story/
[ii] http://www.zocalo.com.mx/seccion/articulo/heroe-mexicanos-del-9-11-muere-en-el-olvido
[iii] http://pulsopyme.com/la-hermosa-historia-del-11-septiembre-se-conto-hoy/

Facebook Twitter LinkedIn